MENU

Le ballon rouge (1956)

28 may 2015

Le ballon rouge cuenta en poco más de media hora la historia apasionada y mágica de un niño que se encuentra un globo rojo mientras camina por las calles de Paris. ¿O es el globo quien encuentra al niño?

Le ballon rouge fue dirigida en 1956 por el realizador Albert Lamorisse (1922-1970), fotógrafo de formación que obtuvo reputación internacional por la realización de cortometrajes en los años 50 abordando, con mucha poesía y ternura, el imaginario mundo de la fantasía infantil. Sus dos obras más conocidas, Crin Blanc: Le cheval sauvage (1953) y Le ballon rouge fueron merecedoras de sendos premios del festival de Cannes. En 1957 Le ballon Rouge, un film prácticamente exento de diálogo, ganó también un Oscar al mejor guión original, el único mediometraje que ha recibido este galardón hasta el momento. Tras una serie de trabajos más irregulares, la mayoría enmarcados en el género documental, la muerte le sobrevino en un accidente de helicóptero mientras localizaba exteriores para un documental acerca de Teherán. El film en el que trabajaba, Les vent des amoreux, fue editado en 1978 con carácter póstumo de acuerdo a sus notas de trabajo, siendo nominado de nuevo para la Academia Americana en 1979 como mejor documental. Albert Lamorisse fue también director de la productora Les films de Mont-Souris.

El actor principal de la película, Pascal Lamorisse –hijo del realizador-, protagoniza una historia de amistad incondicional y fidelidad con un globo rojo que le acompaña día y noche mientras camina por las calles del barrio parisino de Ménilmontant. La empresa no resulta nada fácil, ya que los mayores no le entienden y un grupo de gamberros intentará con tenacidad robárselo y romperlo. Pero Pascal también encuentra cómplices en su aventura, como la pequeña Sabine, hija a su vez del director, poseedora también de un globo de otro color.

le-ballon-rouge-a

Película de culto enmarcada formalmente en los códigos habituales del cine francés durante estos años, la película se construye a base de planos de extensión media –excepcionalmente algún primer plano-, la mayoría de ellos fijos, muy austeros en su concepción, acompañados por la efectiva y romántica música de Maurice Leroux. Los encuadres amplios trabajados con una gran profundidad de campo y composición diagonal, y el ritmo lento de la acción -muy bien ajustado al ensimismamiento infantil- consiguen de una manera muy efectiva hacernos partícipes de esta sencilla historia.

La ciudad constituye el telón de fondo del desarrollo de esta aventura, unas calles solitarias y melancólicas, con edificios bonitos pero parcialmente derruidos, que hablan de la soledad de un niño que finalmente encuentra a su fiel compañero de juegos. El intenso color de los globos actúa de contraste con la monocromía grisácea de esta película, presente tanto en la edificación como en el vestuario del actor protagonista.

En el año 2007 el director de cine Hou Hsiao-Hsien, que parece ser trabajó como operador de cámara en Le ballon rouge, rueda una película que puede ser entendida como un auténtico homenaje, Le voyage du ballon rouge, con Juliette Binoche como actriz principal protagonista. Esta circunstancia otorga una nueva vida a la película de Lamorisse, volviéndose a programar en las salas y reavivando su condición indiscutible de película de culto.

le-ballon-rouge-ff

Pelicula Le balon rouge disponible en Vimeo.

 

filmarQ.com es una página de carácter exclusivamente docente, sin publicidad y sin ánimo de lucro o beneficio alguno, directo o indirecto. Para cuestiones relativas a derechos de propiedad de imágenes o textos por favor escribir a contacto@filmarq.com. Gracias.


0
24062
13

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *