MENU

Ascenseur pour l’échafaud: la película y la novela

7 ago 2015

El escritor búlgaro Noël Calef (Filippoli, 1907 – Francia, 1968), hermano del cineasta Henri Calef, publica Ascenseur pour l’échafaud en 1956. Louis Malle realiza la película con el mismo título justo el año siguiente, acreditando al escritor como colaborador junto a Roger Nimier en la construcción del guión fílmico. El presente texto analiza las coincidencias y diferencias entre el texto literario y la película.

.

.

.

.

Ascenseur pour l'echafaud 1

Personajes1

Julien: Julien Tavernier (Julien Courtois)

Mujer de Julien: X (Geneviève)

Amante de Julien: Florence Carala (X)

Empresario: Simón Carala (Bordgris)

Secretaria de Julien: Geneviève (Denise)

Hermano de Geneviève: X (Georges)

Mujer de Georges: X (Jeanne)

Novio de Geneviève: X (Paul)

Conserje del edificio: Maurice (Albert)

Joven asesino: Louis (Fred)

Novia del joven: Veronique (Thérésa)

Propietarios del motel: X (Mathilde) y X (Charles)

Turistas alemanes: Horst Bencker (Pedro Carassi) y      Frida Bencker (Germaine)

Comisario: Cherrier (Inspector Givral)

Ascenseur pour l'echafaud 13

Juilen Tavernier y Florence Carala

La película modifica el nombre de todos los personajes de la novela excepto el de Julien, aunque sí cambia su apellido. Sin embargo, la diferencia fundamental que presenta el reparto de la película respecto al texto de Calef es la sustitución de la mujer de Julien por Florence Carala, la esposa del empresario que Julien asesina. Ello conlleva, lógicamente, que desaparezcan a su vez en la película todos los papeles de los cuñados de Julien, que como veremos tienen un papel fundamental en la novela. Debido a esta relevante sustitución, que también implica un cambio en el móvil del asesinato, el argumento difiere ostensiblemente en ambas obras.

Louis Malle también modifica de manera importante los personajes de la escena del asesinato en el motel, eliminando a la pareja que lo regenta y sustituyendo la nacionalidad alemana de los Bencker por la de unos turistas brasileños.

Conviene por último recordar que Noël Calef se acredita como co-adaptador de la novela junto a Louis Malle y Roger Nimier, por lo que cabe entender que estas y otras modificaciones que a continuación van a reseñarse se adoptaron conjuntamente entre ambos.

Ascenseur pour l'echafaud 12 copia

Oficina de Carala y Motel de Carretera

Lugares y espacios

En la novela2 se realizan unas someras descripciones del inmueble de oficinas donde se comete el asesinato del empresario:

Pourtant, des bureaux travaillaient. Ça et là, dans les immeubles du centre, des fenêtres brillaient. Il en était ainsi à plusieurs étages du building UMA-Standard, au style criard modernisme, qui se dressait en bordure du boulevard Haussmann3.

En el texto de Nöel Calef, el despacho del empresario asesinado y el de Julien se encuentran en la misma planta; en la película se sitúan en dos niveles diferentes. Es por ello que en la novela Julien, para acceder al despacho del empresario, no debe trepar por las terrazas escalonadas, sino tan sólo desplazarse por la fachada andando sobre la cornisa. Finalmente, accede a un espacio en obras avanzando posteriormente por un pasillo mientras escucha conversaciones en diferentes despachos:

C’était un assez vaste bureau inoccupé, fraîchement repeint en vert pâle. Le parquet, taché de plâtre, encombré de pots de peinture, disparaissait sous une fine couche de poussière blanche. Sur la pointe des pieds, Julien alla jusqu’à la porte vitrée sur laquelle on pouvait lire à l’envers l’inscription inachevée: PRIV…

(…) Le couloir tournait á angle droit. Il continua à la suivre. Dans cette aile du bâtiment, l’éclairage était moins fort. On n’y louait que des bureaux d’une seule pièce. Presque tous fermés le samedi. Sauf au bout, où une ampoule brûlait au-dessus d’une porte : BORDGRIS, PRÊTS SUR GARANTIE.

En la novela no se hace referencia a ningún tipo de negocio cercano, como la floristería en la película, ya que la relación entre Thérésa, la novia del joven asesino (la florista Véronique en la película) y Julien no existe en la misma.

Tal y como se ha comentado, la novela presenta importantes diferencias argumentales y espaciales con la película. Un ejemplo de ello lo constituye el fragmento del asesinato del matrimonio extranjero.

El motel de carretera en que se desarrollan los hechos en la película, y en el que en la novela sólo se aloja la pareja de jóvenes que han robado el coche de Julien, se describe de una forma muy diferente a lo que la película muestra. En la novela se plantea como un edificio tradicional, y su habitación se encuentra en la segunda planta presentando la siguiente descripción:

Ouvrant la porte du 8, elle [la patronne] entra la première, posant la lampe sur le manteau de la cheminée. Les jeunes gens s’avancèrent, présentant le dos à la lumière. La chambre était vaste, sommairement meublée, mais non sans goût. Lit très bas et large, recouvert de cretonne assortie aux rideaux et à la tenture pudiquement tirée sur le lavabo et le bidet. Une immense armoire normande que les clients ne devaient pas souvent remplir. Un table, deux chaises et un grand fauteuil Voltaire avec une oreille décollée5.

Como se puede apreciar, nada que ver con el inmueble moderno en que se desarrolla la acción en la película. El matrimonio extranjero, por otro lado, se aloja en la novela en una caravana a escasa distancia del hotel, hecho que provoca que el asesinato no tenga lugar en el edificio, como en el film.

La pequeña habitación en la que vive la florista Véronique es, sin embargo, muy similar a la que Calef describe en su novela como perteneciente a Thérésa, que en este caso trabaja en una tienda de deportes:

Theresa, les mains á la nuque, contemplait le plafond de sa petite chambre. Il s’écaillait par endroits. Elle soupira. Cette pièce lui plaisait. Chaque coin y avait été aménagé avec l’amour et l’ingéniosité des impécunieux. Même après le chambardement qu’y avait apporté Fred. Tout était propre, net, rangé. Le lit-divan contre le mur, l’angle-cuisine: une table de bois blanc supportant le réchaud á gaz, prés de l’évier de poupée avec son minuscule robinet; la fenêtre encastrée entre deux brisures du toit incliné, et ses fleurs…6.

Ascenseur pour l'echafaud 14

Juilen en el ascensor con su secretaria y el conserje / Louis y Veronique

Argumento

Debido a las importantes diferencias existentes entre la película y la novela, se ha considerado conveniente incluir aquí unos breves resúmenes argumentales del film de Louis Malle y del texto de Calef, procediendo posteriormente a establecer algunos comentarios particulares7.

LA PELÍCULA

FLORENCE es la amante de JULIEN TAVERNIER. SIMÓN CARALA, el marido de FLORENCE es un hombre de negocios, jefe de JULIEN. FLORENCE Y JULIEN premeditan el asesinato de CARALA para escapar juntos. Para tener una coartada, JULIEN convence a su secretaria GENEVIÈVE de que, aun siendo sábado, se quede un rato más y, escalando por la galería exterior del edificio, accede al despacho de CARALA. Una vez allí, y tras manifestar el odio hacia sus actividades especulativas, lo asesina con la pistola del empresario y la deja en sus manos para que parezca un suicidio. El sonido de una máquina afilalápices que la secretaria de JULIEN está utilizando mitiga el sonido del disparo. Posteriormente, simula que las puertas del despacho se han cerrado por dentro, desciende por la galería, vuelve a su despacho y sale a buscar a la secretaria para salir del edificio.

Al coger su coche aparcado en la calle, se da cuenta de que ha dejado una prueba –el gancho con el que ha escalado- y tiene que volver corriendo al interior del edificio, dejándose arriesgadamente el vehículo en marcha. JULIEN coge el ascensor esperando poder eliminar la prueba del crimen en el mismo momento en que el conserje MAURICE desactiva la electricidad del edificio –es sábado-, por lo que JULIEN queda encerrado.

Una joven florista –VÉRONIQUE- y su novio -LOUIS- roban el coche en marcha con la idea de hacer una escapada fuera de París. En éste encuentran la gabardina de JULIEN junto con la pistola y una mini cámara de fotos usada. FLORENCE, que espera a su amante en el café en el que habían acordado encontrarse tras acometer el asesinato, ve pasar el coche robado y piensa que es JULIEN quien lo conduce, acompañado de la florista, a la que reconoce. Cuestionándose todo, FLORENCE vaga por París.

LOUIS y VÉRONIQUE conducen por la autopista cuando son adelantados por un mercedes deportivo con el que establecen una carrera y con el que coinciden en un motel de carretera. La pareja de jóvenes ladrones se inscriben en el motel como Sr y Sra. Tavernier, dado que el coche era de éste último. El mercedes era conducido por un matrimonio de turistas alemanes –el matrimonio BENCKER- que invitan a los jóvenes a cenar a su habitación del motel. Una vez allí, y tras una noche llena de alcohol, FRIDA BENCKER decide tomar unas fotos de su marido –HORST BENCKER- y de LOUIS con la cámara de JULIEN para posteriormente dejarlas a revelar en un buzón del motel. Tras una noche agitada, LOUIS no puede dormir y convence a VERONIQUE de volver a París. El joven decide no regresar con el coche de JULIEN sino con el vehículo de los alemanes, pero mientras intenta robarlo es sorprendido por HORST BENCKER que simula tener una pistola en la mano. LOUIS se asusta y, con el revolver de JULIEN, mata al matrimonio. Tras este asesinato, la pareja vuelve a la ciudad, se encierran en la habitación de la joven e intentan suicidarse.

La policía descubre e investiga el asesinato de los alemanes y lo atribuye a JULIEN ya que su coche y su pistola están en el motel. Se publica su caza y captura en los periódicos. JULIEN, que creía haber ejecutado el crimen perfecto, se ve por el contrario involucrado en un asesinato que no ha cometido y para el que no tiene ninguna coartada.

La policía solicita al conserje del edificio de oficinas Carala la apertura de éste para investigar el despacho de JULIEN, momento en el que, al conectar de nuevo la electricidad, se pone en marcha el ascensor y JULIEN puede escapar sin ser visto. En ese mismo momento el conserje descubre el cuerpo sin vida del empresario CARALA.

Cuando JULIEN va a buscar su coche y descubre que ha desaparecido, piensa que la grúa se lo ha llevado y decide tomarse un café en el lugar donde había acordado reunirse con FLORENCE. Debido a su foto en los periódicos es reconocido, por lo que los gerentes de la cafetería llaman a la policía para su detención.

Todas las pruebas apuntan a JULIEN, que es sometido a un intenso interrogatorio en el que, finalmente, reconoce haber pasado la noche el ascensor del edificio. La policía no le cree, convencida de que JULIEN intenta tener una coartada falsa para que no se le acuse del asesinato de los alemanes.

Cuando FLORENCE va al edificio de oficinas Carala a hablar con el presidente en funciones para saber cómo va a continuar el negocio, descubre el periódico en el que aparece JULIEN, detecta la confusión de la noticia y busca a la florista. Descubre así a los dos jóvenes que no han logrado suicidarse. LOUIS, en un último intento por salvarse, se acerca al motel para recuperar las fotos hechas por FRIDA BENCKER delatoras de su presencia en el motel de carretera. FLORENCE le sigue. Finalmente, en el cuarto de revelado se descubren las fotos de LOUIS y VÉRONIQUE con los alemanes, demostrando su culpabilidad en el asesinato y exculpando a JULIEN.

Pero junto a ellas se revelan también las que comprometen a FLORENCE y JULIEN, como amantes, otorgando entonces crédito a la confesión de JULIEN de haber pasado la noche en el ascensor –algo que directamente le acusa del asesinato de SIMÓN CARALA- y delatando la complicidad de Florence en el asesinato de su marido.

Ascenseur pour l'echafaud 15

Julien encerrado en el ascensor / Interrogatorio de Julien

EL LIBRO:

Julien está en su oficia, y su secretaria Denise le pasa una llamada de su mujer Geneviève. Tras la misma, Julien solicita a su secretaria que nadie le moleste y sale del despacho sin ser visto. Una vez ha alcanzado el despacho del empresario Bordgris, accede al mismo y ambos mantienen una conversación en la que éste último intenta forzar a Julien para que firme un cheque a su nombre devolviéndole el dinero que hace un tiempo le prestó. Julien, que no dispone de la suma, le ofrece olvidar el cheque para participar en un negocio al 50%, una refinería a las afueras de París. Bordgris rechaza la propuesta y Julien le asesina con la pistola del usurero, existente durante toda la escena en una vitrina abierta del despacho. El ruido de los tacones y las máquinas de escribir de las mecanógrafas mitigan el sonido del disparo.

Julien regresa a su oficina justo en el momento en que su secretaria le pasa una nueva llamada de su mujer y a continuación sale del edificio. Julien y su mujer acuerdan un encuentro en la planta baja del inmueble en el que Julien trabaja. El conserje va a buscar a Julien para informarle de que tiene que cerrar el edificio. Mientras ambos abandonan el inmueble, el conserje se percata de que en el impermeable de Julien hay una pistola. Julien aclara que se va al campo, y que piensa utilizarla allí.

Una vez con el coche en marcha, y mientras espera a su mujer, Julien se percata de que se ha dejado en su mesa el cheque, una letra de cambio y el memorándum del proyecto de la refinería, por lo que piensa que al haber visto el conserje la pistola será fácil atar cabos. Al principio duda, considerando que no hay problema, pero luego piensa en las mujeres de la limpieza, que lo leen todo, y decide subir dejando el impermeable con la pistola en el coche. Desconocedor de que Julien ha vuelto a entrar, el conserje cierra el edificio e interrumpe el suministro eléctrico, por lo que Julien queda encerrado en el ascensor.

Fred y Thérésa roban el coche en marcha de Julien. Thérésa trabaja en una tienda de deportes que la mujer de Julien conoce. Al llegar al edificio de oficinas Geneviève, la mujer de Julien, ve el coche partir, pensando que la acompañante de su marido puede ser Denise, la secretaria, o Thérésa, a la que también conoce.

Fred y Thérésa salen de la ciudad. Mientras tanto Geneviève coge un taxi y regresa a casa, a ver si encuentra a Julien. Al no encontrarlo, decide ir a casa de su hermano Georges y su nuera Jeanne. Tras relatarles lo ocurrido su familia, que no valora ni acepta mucho a Julien, le convence de que probablemente ha sido abandonada.

La pareja de jóvenes se detiene en el hotel-restaurante Lilas. Debido al robo del automóvil quieren camuflarse, a fin de evitar un eventual reconocimiento posterior. Aprovechando la lluvia, Fred se pone el impermeable que Julien ha dejado en el asiento de atrás descubriendo el revolver.

El gerente del hotel aparca el coche en un patio. Fred y Thérésa declaran estar en viaje de novios, por lo que los caseros les proporcionan una habitación en el primer piso a fin de otorgarles intimidad. Posteriormente, la pareja solicita que se les suba algo de comer a la habitación.

En el momento de inscribirse lo hacen como los señores Courtois. La matrona del hotel le pregunta entonces a su marido si cuando ha metido el coche en el patio sea fijado en la matrícula, y el dice que ponía Mr. Courtois. Ella se queda entonces tranquila porque había visto dudar a Thérésa durante el registro de nombres. Más tarde comienza a sospechar por otros datos que no están casados, y que Thérésa es sólo la amante de Fred.

La extensa conversación que la pareja de jóvenes mantiene en la habitación se centra el posible casamiento entre ambos. Ella, más enamorada que él, está convencida; a Fred le resulta una institución burguesa. Entonces Thérésa le confiesa que está embarazada.

Mientras tanto, la mujer de Julien otorga crédito a su hermano y, muy enfadada, revisa la contabilidad de Julien para ver si descubre el adulterio. Ambos deciden que puede ser una idea denunciar a la policía la desaparición de Julien. Georges descubre en simultáneo que Julien puede haberle robado dinero. Tras la denuncia, ambos siguen buscando a Julien por la ciudad.

Un acomodado matrimonio brasileño, formado por Pedro Carassi y su mujer Germaine, aparca su Jaguar y remolque en un prado cercano al motel de carretera a fin de poder continuar en condiciones la acalorada discusión que mantienen durante el trayecto. Germaine comprueba mientras tanto que en su bolso dispone de un revolver cargado. Desde la habitación, Fred y Thérésa oyen la discusión, y Fred se enfada porque son extranjeros. Preocupados por la llegada del bebé y no disponer de dinero, ambos ven en el Jaguar nuevo y la caravana una posible solución.

Los turistas siguen discutiendo. Ella le acusa de tener amantes; él por su parte considera que tras la pérdida de su hijo unos meses atrás se encuentra desequilibrada. Ella le muestra entonces una carta de sus suegros, en la que se dice que tras el viaje piensan encerrarle en un hospital, algo que ella interpreta como una liberación para él y sus amantes. Muy enfadados, optan por quedarse a dormir en la caravana y decidir algo al día siguiente.

Mientras tanto, el comisario, la mujer de Julien y su hermano visitan la casa de Denise, la secretaria de Julien. Al principio ésta no les deja entrar, por lo que desde la puerta le acusan de estar con Julien. Denise abre entonces la puerta para demostrar que se encuentra con Paul, su novio.

El joven Fred aprovecha la oscuridad de la noche y sale del motel bajando con el coche por la cuesta sin encender el motor. Esto despierta a los hoteleros, que creen que se escapa, pero suben y comprueban que Thérésa sigue arriba. Mientras tanto Germaine se escapa de la caravana y Pedro decide no ir a buscarla. Al llegar a las inmediaciones del prado en el que se encuentra la caravana, Fred enciende por error los faros del coche. Germaine, que se encuentra perdida, lo interpreta como una señal de su marido indicándole el camino y va hacia allí. Al llegar, creyendo que es Pedro le dispara. Fred no recibe la bala pero dispara el revolver de Julien para defenderse matando a Germaine. Pedro escucha los disparos, y va al encuentro de su mujer. La encuentra en el suelo, tumbada, cuando un nuevo disparo le mata también. Fred roba entonces el reloj del turista y el dinero que llevan encima.

Fred vuelve al hotel y recoge a Thérésa. Al salir del edificio la patrona les sorprende y les pide el dinero de la cuenta. Fred lo tiene y se lo da. Vuelven en el mismo coche robado a París. Fred le oculta a Thérésa la procedencia del dinero, le dice que ha ido a ver a su padre y se lo ha dado. Deciden dejar el coche donde lo cogieron el día anterior e ir a dormir a casa de Thérésa.

Vuelve la luz al edificio de oficinas en el que Julien se encuentra encerrado. El ascensor se pone entonces en marcha y Julien sube hasta su despacho con el fin de destruir las pruebas. Desde el interior escucha cómo el conserje ALBERT intenta abrir la puerta, ya que ha visto el coche de Julien abajo. Albert no consigue entrar y Julien, tras dejar algo de ropa para que Denise la lleve a la tintorería –indicando que se la dejó el sábado-, baja por las escaleras. En el segundo piso escucha cómo las mujeres de la limpieza han descubierto a Bordgris asesinado y cómo Albert sube a la planta 12 en ascensor. Julien escapa a la calle.

Mientras Fred duerme, Thérésa se percata de que Fred le ha mentido, ya que mientras estaban en el motel no le pudo dar tiempo de ir a Paris, visitar a su familia y volver con dinero y el reloj de oro de su padre. Rebusca en sus cosas y descubre una cartera con la foto de los brasileños. Mientras Fred duerme Thérésa, asustada, lanza el reloj por la ventana y quema la cartera y el dinero. Luego, enciende el gas, cierra la ventana, coge el libro Fleurs du mal y, sin despertar a Fred, se dispone a morir con él. Un ama de casa que va al mercado ve el reloj en la calle y lo lleva a la comisaría.

Mientras tanto, Julien conduce por la ciudad. Un agente de policía se le acerca en un semáforo, justo al lado de un puesto de periódicos. En la edición de la mañana se habla del asesinato de los campistas. El coche de Julien no funciona y el agente, tras pedirle los papeles, le empuja.

Julien llega entonces a su casa, encontrándose con el comisario. Éste le explica que su mujer está con su hermano, y que han llevado sus documentos contables al procurador. El comisario Givral detiene entonces a Julien y, enseñándole el periódico, le acusa del asesinato de los turistas brasileños.

Comienza el interrogatorio, que se extiende durante tres días. Julien se declara inocente, pero reconoce -como coartada que le interesa- haber llevado el impermeable y haber dejado la chaqueta en su despacho para la tintorería, desconocedor de que esta afirmación le inculpa totalmente. Durante el juicio, el impermeable centra toda la investigación, acudiendo a declarar todos los personajes intervinientes en la trama.

Tras varios días de juicio, se considera que no existe ninguna prueba concluyente y lo dejan en libertad condicional. Tras acudir a la escena del crimen para reconstruirlo, los gerentes del hotel relatan la conversación que escucharon sobre el embarazo de Thérésa y la necesidad de dinero. El juez acusa entonces a JULIEN de ser el autor del embarazo y de haber provocado indirectamente que Thérésa y su novio se suicidasen. Previamente, le había ofrecido a Thérésa el reloj robado –que ella lanza y que es encontrado- para sufragar el aborto.

Finalmente, Julien confiesa lo que realmente ha hecho, pero el juez no le cree y piensa que lo ha dicho para encubrir un crimen mayor: el de los veraneantes y el indirecto de la joven pareja. Dado que era posible, a su vez, asesinar al empresario previamente a salir con Thérésa en el coche, le acusan de todo a la vez.

La comparación de este resumen de la novela de Calef con la sinopsis elaborada de la película permite comprobar cómo existen grandes diferencias argumentales. El aspecto común más reseñable, y que permite seguir entendiendo la película como una adaptación de la novela de Calef, es la interacción en ambas obras de tres historias paralelas: la de Julien, con el asesinato del empresario y su posterior encierro en el ascensor; la de la huida de los jóvenes con el coche de Julien y el posterior asesinato de los turistas y, finalmente, la búsqueda de Julien por parte de su amante Florence en la película, y por parte de su mujer Geneviève en la novela.

Más allá de esta coincidencia estructural, y debido fundamentalmente a la muy diferente caracterización de los personajes, la trama presenta grandes diferencias, tanto en el planteamiento de los diferentes conflictos, como en el desarrollo de los mismos y su resolución.

En cualquier caso, el equipo formado por Louis Malle, Roger Nimier y Noël Calef no decidió en primera instancia modificar el texto literario de una manera tan importante. Prueba de ello lo constituyen dos interesantes documentos encontrados en la Cinémathèque Française en los que se recoge una primera adaptación íntegra de la novela sin modificar la trama ni el nombre de los personajes.

En el primero de ellos8 la película se titula Moi seule (Yo sola). Se trata de un documento en blanco y negro de 68 páginas en el que se mantiene prácticamente toda la trama argumental que la novela plantea. En el segundo de ellos9 la película ya se nombra con su título definitivo. Se trata de un manuscrito de 120 páginas en el que se utiliza parcialmente papel timbrado de Jacques Yves Cousteau10.

En este último documento se comienza a atisbar la posibilidad de que se esté valorando una segunda versión, probablemente la definitiva, ya que en algunas de sus páginas se hace mención a ello.

Por último, anotar que en la documentación encontrada en los archivos de la la Cinémathèque Française se manejan muy diversos títulos para la película: Moi seule (yo sola), La nuit pour mourir (La noche para morir), Silence de mort (Silencio de muerte) o el definitivo Ascenseur pour l’échafaud.

Ascenseur pour l'echafaud 11

El asesinato de Carala

Estructura narrativa

Como antes se ha reseñado, aun contando con una gran diferencia argumental la estructura compositiva de la novela es muy similar a la de la película. Durante todo el desarrollo de las mismas se entrecruzan las tramas paralelas de Geneviève buscando a su marido por París, de la pareja de jóvenes en su aventura en el coche robado y breves insertos de Julien encerrado en el ascensor. Cabe indicar, no obstante, que si bien en la película las escenas del lento deambular de Florence por las calles parisinas son muy acotadas y se centran casi en exclusiva en ella misma y sus pensamientos –excepto el encuentro con Christian Subervie, un amigo de Julien-, en la novela existe un mayor desarrollo de la historia de Geneviève y su hermano Georges, implicando a su vez a más personajes.

El desarrollo temporal en la novela es, por otro lado, más extenso que en la película. En ambos casos, el fragmento en el que Julien asesina al empresario quedando encerrado posteriormente en el ascensor y la consecución del asesinato de los turistas se desarrolla en un ámbito temporal muy acotado, el espacio de una tarde y una noche. Tras estos hechos, la película acomete la resolución de la trama casi en continuidad temporal, pudiendo considerarse que toda la historia se desarrolla en un plazo aproximado de 24 horas. Sin embargo, la novela extiende algo más el relato con el desarrollo de la trama policial y judicial, nombrándose que transcurren varios días.

.

Situaciones y escenas

Resulta difícil hablar en este caso de una coincidencia importante entre situaciones de la novela y escenas en la película. Sí que es posible, no obstante, encontrar ciertas equivalencias resueltas con un detalle diferente, algo que quizás hable de la necesidad por parte de los guionistas y Noël Calef de distanciar los pormenores del relato literario de las imágenes de la película. Un buen ejemplo de ello lo constituye el hecho de sustituir el sonido de unas mecanógrafas tecleando y de sus tacones andando por el de una máquina afilalápices, a la hora de mitigar el sonido del disparo con el que Julien asesina al empresario.

Encabezando el listado de situaciones en la novela que de alguna manera puede considerarse que se recogen en la película encontramos, sin duda, la conversación telefónica inicial entre Julien y Florence (su amante en la película) o Geneviève (su mujer en la novela). En el texto literario ésta se sectoriza en dos partes, antes y después del asesinato del empresario, y es más extensa; en la película se desarrolla tan sólo previamente al homicidio, acompañando a los títulos de crédito.

El asesinato del empresario coincide en lo esencial, pero dista mucho en los detalles. El motivo por el que se comete el crimen difiere sustancialmente: en la novela se plantea resolver una extorsión económica del empresario-usurero a Julien; en la película, la necesidad de acabar con Carala a fin de poder liberar a Florence de su matrimonio se une con el desprecio que Julien siente hacia el empresario por la inmoralidad con que la empresa acomete sus proyectos. La conversación en la novela es más extensa, no existe tanta distancia entre jefe y subalterno como en la película. De hecho, genera dudas en la novela el tipo de relación que mantienen entre ellos, más allá del préstamo de dinero que Julien intenta resolver.

Los fragmentos de Julien encerrado en el ascensor son muy parecidos en ambos casos, breves y coincidentes en acciones. Únicamente en el momento en que entra el sereno y conecta el suministro eléctrico hay una diferencia importante, ya que en la novela Julien no se encuentra colgado de los cables del ascensor como en la película, simplemente le despierta la luz del mismo y oye al sereno andar.

Al igual que ocurre con el asesinato del empresario, todo lo referente a la huida de los jóvenes con el coche de Julien, la estancia en el hotel, la llegada de los turistas y su asesinato difiere sustancialmente. Se podría afirmar que no existen apenas coincidencias más allá del hecho fundamental: el asesinato que inculpa injustamente a Julien. Indicar por último una diferencia importante y es el hecho de que, a diferencia de la película, en la novela los dos jóvenes consiguen finalmente suicidarse. Se trata de una circunstancia relevante, ya que Julien acabará siendo considerado culpable tanto del asesinato de los turistas, como del empresario como, indirectamente, de la pareja de jóvenes, mientras que en la película las fotografías inculpadoras –no presentes en la novela- permiten acusar a los jóvenes del asesinato de los turistas y a Julien tan sólo del homicidio del empresario.

Todas estas circunstancias hacen que, finalmente, el desarrollo de la trama policial y la resolución del delito se traten de una manera muy diferente, ya que los hechos previos en ambos casos no permiten que sea de otro modo.

.

.

1. En cursiva y entre paréntesis los personajes de la novela. La X representa, indistintamente, la ausencia de un personaje, tanto en la novela como en la película.

2. Para el presente análisis comparativo se consulta la edición francesa de la novela publicada en Diciembre de 1997 por la Librairie Arthème Fayard, París, la misma editorial que originalmente la publicó en 1956.

3. Sin embargo en las oficinas se trabajaba. Aquí y allá, en los edificios del centro, las ventanas brillaban. Así era en las diferentes plantas del edificio Uma Standard, de un estilo moderno chillón, erigido al borde del boulevard Haussmann. (pág. 7)

4. Era un despacho desocupado bastante grande, recientemente repintado en verde pálido. El parquet, manchado de yeso, lleno de botes de pintura, se ocultaba bajo una fina capa de polvo blanco. Andando de puntillas, Julien llegó hasta una puerta de vidrio sobre la que se podía leer el rótulo inacabado: PRIV…

El pasillo giraba en ángulo recto. Él continuó avanzando. En esta parte del edificio la iluminación era más tenue. No se alquilaban más que despachos individuales. Casi todos cerrados el sábado. Salvo al final, donde una bombilla brillaba sobre una puerta: BORDGRIS, PRÊTS SUR GARANTIE(pág. 16-17)

5. Abriendo la puerta del número 8, ella entra primero, dejando la lámpara sobre la campana de la chimenea. Los jóvenes avanzaron, dando la espalda a la luz. La habitación era grande, someramente amueblada pero no sin gusto. Cama muy baja y grande, cubierta con cretona a juego de las cortinas y de los paños púdicamente tirados sobre el lavabo y el bidé. Un gran armario normando que los clientes no debían frecuentemente llenar. Una mesa, dos sillas y un gran sillón Voltaire con una oreja desencolada. (pág. 84)

6. Thérésa, con las manos en la nuca, miraba el techo de su pequeña habitación. En algunos lugares estaba desconchado. Suspiraba. Aquella habitación le gustaba. Cada esquina había sido acondicionada con el cariño e ingenio de quien no dispone de dinero. Incluso tras el desorden que había aportado Fred. Todo estaba limpio y aseado. El sofá cama en la pared, la cocina en esquina: una tabla de madera blanca conteniendo el hornillo a gas, cerca del fregadero de muñecas y su minúsculo grifo; la ventana encastrada entre dos fragmentos de cubierta inclinada, y sus flores… (pág. 199)

7. El hecho de que se eliminen en la película ciertos personajes presentes en la novela motiva el que en cada resumen se utilicen los nombres que la trama argumental utiliza.

8. MALLE 0014 B3.

9. MALLE 1188-B208.

10. Conviene aquí recordar que el trabajo de Louis Malle previo a Ascenseur pour l’échafaud consistió en co-dirigir con Jacques Yves Cousteau Le monde du silence (el mundo del silencio, 1956).

Traducciones del autor

Dibujos: Juan Deltell Pastor y Paula Navarro Mazón


 

filmarQ.com es una página de carácter exclusivamente docente, sin publicidad y sin ánimo de lucro o beneficio alguno, directo o indirecto. Para cuestiones relativas a derechos de propiedad de imágenes o textos por favor escribir a contacto@filmarq.com. Gracias.


0
24326
3

¡Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *